¡Ya era hora! Así sí…

El domingo por la noche, tras un intenso fin de semana participando en la Conferencia Política de mi Partido, el PSOE, recibí un ‘WhatsApp’ de una persona cercana, de las que hace tiempo desconectaron del proyecto socialista, de esas que nos piden a gritos poder volver a confiar en nosotros. No me hizo falta esperar a las editoriales del lunes en los periódicos, ni a escuchar las reflexiones de algunos tertulianos profesionales de radio o televisión, ni siquiera a consultar a los cientos de blogs de los que brotaban post comentando lo ocurrido en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid a lo largo de esas tres jornadas… No hizo falta: se confirmaron mis sensaciones, “AHORA SI”… Ahora, si estamos en el camino de recuperar la confianza perdida.

No eran pocas las expectativas generadas, dentro y fuera del PSOE, en torno a esta Conferencia Política, que algunos veteranos socialistas han llegado a calificar como ‘un segundo Suresnes’. Con más o menos entusiasmo ilusión y ganas, miles de personas han estado trabajando a lo largo de los últimos nueve meses en aportar ideas y propuestas para reconducir el proyecto socialista. Para reconocer errores con un espíritu crítico. Y para plantear a la ciudadanía, y a la militancia, las bases del proyecto socialista para las próximas décadas, un compromiso con la gente, que necesita acabar con la desesperanza.

Quienes me conocen bien, saben que soy una mujer reflexiva, y aunque vehemente y firme en la defensa de mis postulados, también saben que antes de opinar, me gusta analizar convenientemente los hechos. Así, antes de comentar en mi blog mi valoración de la Conferencia, he querido consultar con cierto detalle las resoluciones aprobadas, las propuestas surgidas de la Conferencia (que podéis consultar en su integridad aquí), y analizar su impacto mediático, así como el impacto de estas informaciones en mi entorno familiar, social y político.

Así, dos días después de finalizada la Conferencia, me atrevo a afirmar que hemos hecho una incuestionable apuesta por la modernización programática y por la democratización interna del PSOE, así como por la apertura del mismo a la participación de la sociedad en algo tan relevante como la elección de la persona que vaya a encabezar la candidatura socialista a la presidencia del Gobierno de España mediante un sistema de ‘Primarias Abiertas’. Convirtiéndose el PSOE en el primer partido político de España en abrir esta crucial decisión, ya no sólo a la militancia, sino a aquellos que se registren como simpatizantes socialistas, y sean mayores de 16 años.

Por su parte la igualdad seguirá siendo bandera de las y los socialistas… Si siempre hemos sido pioneros en esta materia, ahora damos un paso más, acordando la confección de las llamadas ‘listas cremallera’, conformadas por mujeres y hombres de modo alterno, en todas las listas electorales.

Sin embargo, creo conveniente destacar, por su relevancia en la economía de quienes más dificultades están encontrando como consecuencia de la crisis económica que estamos sufriendo, que en esta Conferencia, el PSOE, ha hecho una apuesta fiscal sin precedentes, así hemos diseñado una ambiciosa Reforma Fiscal, centrada en tres premisas: primero, que no paguen IRPF ni los parados ni las rentas más bajas; segundo, que paguen impuestos aquellos que tienen que hacerlo y no lo hacen en la actualidad; y tercero, que se introduzca una correcta progresividad fiscal, para que paguen más impuestos los que más ingresos, rentas y patrimonio tengan… Medidas que, en su correcta aplicación, permitirá una recaudación de 50.000 millones de euros más en los próximos cinco años, sin subir impuestos, sólo corrigiendo los defectos del actual sistema.

Con estas medidas, los socialistas queremos proteger a los desempleados, a los jubilados y pensionistas con menores ingresos, y a las y los trabajadores con hijos a su cargo, y con rentas inferiores a 16.000 euros anuales, para que no paguen el IRPF. Al tiempo que reclamamos que las rentas del capital tengan el mismo tratamiento que las rentas del trabajo, de manera que los contribuyentes españoles no paguen solo en función de lo que ingresan, sino que lo hagan en base a su renta y a su patrimonio.

En materia social, tras la Conferencia Política, el PSOE se compromete a derogar la dañina e inútil Reforma Laboral del Partido Popular, y a recuperar los derechos laborales de las y los trabajadores españoles. Porque la precariedad no es la solución y los empleados merecen, merecemos, unas relaciones laborales dignas. En este sentido, y gracias a una propuesta de las Juventudes Socialistas, se acordó impulsar una medida que regule en la medida de lo posible las escalas salariales, para que ningún directivo gane doce veces más que ningún otro trabajador de su misma empresa.

Hablando de derogar, algo especialmente importante para mi como mujer, es el compromiso igualmente adquirido por las y los socialistas, en el supuesto de que finalmente el PP cambie la Ley del Aborto, de revertir a la legislación actual, para defender el derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidad.

No quisiera dejar pasar un aspecto clave para los socialistas como es la educación, y es que de esta Conferencia, si sale un compromiso firme, es el de la defensa de la educación pública, laica, gratuita e igualitaria. Así nos comprometemos a defender el derecho fundamental a la educación, con plenas garantías de igualdad de acceso y permanencia. Porque los socialistas seguiremos luchando por una escuela laica, que forme en valores sociales, que eduque en la igualdad entre sexos, y que apueste por la conducción y no por la segregación.

Y qué decir de la sanidad y la dependencia, pues que seguirán siendo seña de los socialistas… Por un lado hemos renovado nuestro compromiso con la Ley de Dependencia impulsada por los Gobiernos de Zapatero, y casi aniquilada por el Gobierno de Rajoy; y por otro, nos comprometemos a garantizar la Sanidad pública, incluyéndola como derecho universal en la Constitución y derogando el tristemente famoso Real Decreto 16/2012, que acabó con la universalidad de la sanidad pública.

En fin, me resultaría imposible resumir en este post todas y cada una de las propuestas debatidas y acordadas en la Conferencia Política, ya que abordan todo tipo de cuestiones, cada cual más trascendente, ya sea prohibir las amnistías fiscales; la correcta regulación de los indultos, eliminando esta facultad para cualquier delito relacionado con la corrupción; la apuesta por la laicidad y la autofinanciación de todas las confesiones religiosas; o la inversión en investigación y la recuperación de un sistema de becas que garantice la igualdad de oportunidades educativas; entre otras muchas medidas.

Sinceramente, no se sí algunos esperaban que esta Conferencia tuviera algún nombre propio, pero en cualquier caso yo me alegro de que no haya sido así. Esta ha sido la Conferencia del trabajo y de las sensaciones. Trabajo que se ha materializado en un proyecto para el Partido y para España. Sensaciones de las que muchos teníamos ganas de volver a experimentar: emoción, ilusión, orgullo

Así qué no perdamos tiempo, porque no nos equivoquemos, es mucha gente la que estaba, y aún está, esperándonos.

[youtube href=”https://www.youtube.com/watch?v=_WXadimpk5k&feature=c4-overview-vl&list=PLXVJ4XZiq6lGCE0lvPd5dDUxTyPblPQdD”]

12 de noviembre de 2013

@IratxeGArPer

2 comentarios en “¡Ya era hora! Así sí…”

  1. La verdad es que la letra suena bien, a ver si la música también suena acorde… Muchas veces, en la oposición, surgen maravillosos programas y grandes ideas, pero luego, cuando se gobierna, se olvidan.

    Ojalá está vez no sea así, porque hay cosas que me gustan, y mucho, de las que han aprobado.

    Por lo demás, enhorabuena por su web. Muy chula.

  2. Para mí, uno de los aspectos más positivos de la Conferencia ha sido el de poner orden en nuestras ideas. ¿En qué sentido? Pues que, la verdad, ideas no le faltan al psoe, pero a veces hay que decirlas en voz alta y ponerlas por escrito para hacerlas verdaderamente creibles y para que puedan ser escuchadas. Ahora sí que hay compromisos por escrito para los que ya no hay marcha atrás. Todos sabemos que los socialistas quieren un país sin presiones religiosas, más igualitario, unidos en la solidaridad y en la diversidad, pero faltaba ponerlo con un par encima de la mesa. Pues ahí queda. Y por escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Iratxe García Pérez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Ionos que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba