El Parlamento Europeo aprueba que las regiones despobladas reciban más fondos comunitarios

La Cámara reconoce que uno de los principales problemas para el desarrollo local y regional lo entraña ya la crisis demográfica

C. PUNZÓN  VIGO / LA VOZ
El Parlamento Europeo estima que ha llegado la hora de afrontar de una manera más decidida la despoblación y caída demográfica que registran prácticamente todos los países de la unión comunitaria y del resto del continente. La comisión de Desarrollo Regional de la Eurocámara dio ayer en Bruselas un paso notable para que a la hora de repartir fondos comunitarios se cuantifique el exceso de gasto que tienen que afrontar las zonas que pierden habitantes y ven envejecer su población para seguir prestando servicios con menos ingresos por vía fiscal.
Las aportaciones de las comunidades españolas más afectadas por la crisis demográfica se convirtieron en la base del informe aprobado ayer en comisión y que tendrá que ser ratificado por el pleno del Parlamento Europeo, previsiblemente en diciembre. La idea de que es necesario que las zonas más afectadas reciban fondos concretos para hacer frente a la despoblación fue defendida por la socialista Iratxe García, haciendo suyos los planteamientos de los Gobiernos de Galicia, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y La Rioja. El relato aprobado advierte que uno de los principales problemas para el desarrollo local y regional lo entraña ya la crisis demográfica, cuyos efectos se equiparan incluso a los del cambio climático. La disminución de la mano de obra, el envejecimiento de la población, el aumento en gasto social y sanitario, la caída de la natalidad y la polarización poblacional hacia las ciudades, acelerando el abandono del rural, son considerados como los efectos más perceptibles de esa transformación en toda Europa. La resolución aprobada insta a la Comisión Europea a reconocer de manera específica cuáles son los territorios que sufren las desventajas demográficas. Reclama a continuación que no se tengan solo al PIB y la densidad de población como criterios básicos a la hora de asignar fondos comunitarios a cada país y regiones. Y, finalmente, también insta a aplicar nuevos instrumentos de financiación y programas de desarrollo de la UE solo para esas zonas donde el envejecimiento y la pérdida de población se ha hecho estructural, como es el caso de Galicia, que cuenta con dos de las provincias con una población de mayor edad, como son Ourense y Lugo.

Casi uno de cada tres europeos tendrá más de 65 años en el 2080

La transformación poblacional de Europa no se frenará a menos que todos los países y autoridades locales y regionales se pongan de acuerdo para poner en marcha soluciones específicas y hagan de la lucha contra la despoblación materia transversal de su gestión. El informe aprobado ayer advierte que, con la tendencia actual, en el año 2080 el 29 % de la población tendrá más de 65 años, cuando en la actualidad no llega al 19 %. La ratio entre la población en edad laboral y la de edad avanzada pasará del 4 a 1 actual al 2 a 1. El noroeste peninsular está marcado en rojo por la Eurocámara, así como parte de Italia y de Alemania, como las zonas de mayor riesgo de crisis demográfica y, por tanto, necesitadas de atención específica.
.
]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Iratxe García Pérez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba